El Comité de Bioética se pronunciará por primera vez sobre la eutanasia

(Ref abc.es)

Al Comité de Bioética de España, el órgano independiente al que los gobiernos consultan sobre las materias médicas más delicadas, no le ha gustado que el Gobierno le haya ninguneado en la tramitación de la ley que despenalizará la eutanasia. El pasado mes de febrero el Congreso dio el primer paso para regularla como proposición de ley, una fórmula que permite sortear el debate de los órganos consultivos del Estado, entre ellos el de este comité. Los informes de este «consejo de sabios» no son vinculantes, pero su opinión se suele tener en cuenta.

A pesar de que el Gobierno no le ha pedido su opinión, el comité tiene previsto reunirse este miércoles y acordar la elaboración de un informe sobre las cuestiones éticas del final de la vida. La intención de esta institución es proporcionar, por primera vez, elementos que puedan enriquecer el debate sobre la eutanasia. El comité decide hoy si acuerda una posición conjunta sobre la despenalización de la eutanasia, o, en concreto, sobre la propia ley, según ha podido saber ABC.

El comité considera que la tramitación como proposición de ley «resta riqueza al necesario debate sobre una norma de un enorme calado social, ético y legal». Y señala cómo la mayoría de los Consejos y Comités de Bioética de Alemania, Austria, Francia, Italia, Portugal o Suecia han participado activamente en el debate público sobre la eutanasia y el auxilio al suicidio en sus países.

Esta institución advierte al Gobierno de que no oír la voz del Comité de Bioética español puede interpretarse como «un grave déficit en la deliberación ética de nuestra opinión pública y de la sociedad».

No será la primera vez que este organismo decide hacer un análisis de un tema conflictivo sin la petición expresa del Ejecutivo. Ya lo hizo durante la reforma de la ley del aborto.

Esgrime el Comité de Bioética que la regulación sobre el final de la vida de las personas es «un asunto que nos afecta a todos», y tiene un elevado impacto emocional. Motivo por el que cuanto mayor sea el número de agentes sociales que aporten su punto de vista, más se enriquecerá el debate. De hecho, el comité se creó con el fin de emitir «informes, propuestas y recomendaciones» sobre cuestiones bioéticas relevantes para los poderes públicos del Estado.

Otros organismos

La tramitación como proposición de ley hace innecesarios, por ejemplo, los informes preceptivos del Consejo de Estado, de la Comisión General de Codificación del Ministerio de Justicia o del Consejo General del Poder Judicial, pese a que será necesario cambiar el Código Penal para su aprobación.

Si se hubiera tramitado como un anteproyecto de ley, su redacción habría estado precedida de estudios y de una consulta pública para garantizar el acierto y la legalidad de la norma. Y al afectar a los derechos e intereses de las personas debería haberse dado también audiencia a los ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Fundación Euvita.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Fundación Euvita.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.