En 10 años, la eutanasia se ha triplicado en Bélgica: gatillo fácil y ancianos presionados

(Ref religionenlibertad.com)

Bélgica, país rico, de 11 millones de habitantes, medicina avanzada, tecnología y riqueza para tratar a los enfermos, discapacitados y moribundos con todas las posibilidades del siglo XXI… y en 10 años pasa de matar 900 personas con eutanasia a matar casi 2.700. Es decir, el matar enfermos se multiplica por 3 entre 2010 y 2020.

Es la pendiente resbaladiza: tanto los médicos como los enfermos se van acostumbrando. Es barato (más barato que hacer medicina, que cuidar) y los enfermos «sienten» que vivos son «una carga» mientras que muertos «ayudan». Lo que era un tabú prohibido desde siempre por el juramento hipocrático, ahora es un trámite más. Los supuestos controles superestrictos… ¿qué estrictos son, si permiten que se triplique la demanda?

Las cifras aumentan año a año

Esta es la cronología  por años (el informe detallado de 2019 aquí en francés) :

Año 2002: se legaliza la eutanasia, 24 eutanasias
Año 2003: 234
Año 2010: 954
Año 2011: 1.133
Año 2012: 1.432
Año 2013: 1.816
Año 2014: 1.928
Año 2015: 2.022
Año 2016: 2.028
Año 2017: 2.309
Año 2018: 2.357
Años 2019: 2.655

Las estadísticas demuestran que 3 de cada 4 eutanasiados lo son entre la comunidad flamenca, que representa el 60% de habitantes del país. Y se da algo más entre mujeres que entre hombres (igual que hay mujeres ancianas que hombres ancianos en el país).

Wim Distelmans, presidente de la Comisión de Eutanasiadijo al medio belga VRT NEWS varias explicaciones: “La ley de eutanasia se ha vuelto cada vez más conocida por la población, más médicos pueden estar dispuestos a responder esa pregunta. También estamos envejeciendo como la primera generación que vive más de 80 años. Las personas envejecen, a menudo con dolencias y trastornos que no quieren experimentar hasta el final”.

Con todo, más de 100 eliminados por eutanasia en 2019 eran menores de 50 años, incluyendo un menor de edad. Unos 450 eliminados (un 17%) no eran personas en estado terminal, es decir, no tenían enfermedades que les estuvieran acercando rápidamente a la muerte.

La pendiente peligrosa

John Deighan, director ejecutivo adjunto de la Sociedad para la Protección del Niño por Nacer de Reino Unido (SPUC), una veterana asociación provida inglesa señala que en Bélgica ya funciona la «pendiente resbaladiza»: de los casos extremos a la generalización, creando «una cultura donde las personas sienten que su mejor opción en la vida es morir”, sostuvo. Una vez es legal, «las personas discapacitadas, enfermas y de edad avanzada pueden sentir fácilmente que deben elegir la muerte”.

“Por ejemplo, en 2018 en el estado de Washington en EEUU, donde el suicidio asistido es legal, el 51% de las personas que se mataron mediante suicidio asistido dijeron que ser una carga para la familia, amigos y cuidadores era una razón para terminar con sus vidas». En Oregón en 2018 declaró lo mismo el 54% de los que se mataron mediante suicidio asistido.

Muchos casos de presiones en Bélgica y Holanda para que el enfermo decida matarse se exploran en este documental ya de 2016:

Pincha aquí para ver Euthanasia Deception.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Fundación Euvita .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Fundación Euvita.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.