Un experto en medicina paliativa considera «terrible que la gente se quiera morir»

Carlos Centeno, experto en medicina paliativa del Programa Atlantes del Instituto Cultura y Sociedad y la Clínica Universidad de Navarra, ha afirmado que «es un problema terrible que la gente se quiera morir» y, por ello, ha puesto en valor los beneficios de esta disciplina, que «cambia vidas».

Centeno ha definido en conferencia de prensa los cuidados paliativos como un modo «de cuidar a aquellas personas que enfrentan el final de su vida», una práctica que es «especial» porque «no se centra en el órgano afecto o en la función a preservar», sino en cuidar y acompañar tanto al paciente como a su entorno más cercano.

El doctor ha comentado que, al visitar a un paciente terminal en un hospital o en su casa, «le estamos dando ya el tratamiento», que surte efecto gracias a la «humanidad», al transmitirle al enfermo la seguridad de que «estamos ahí» y se le va a cuidar. «La pastilla somos nosotros, las personas», ha asegurado.

Además, ha aseverado que «no es un tratamiento caro» porque «no necesita de grandes tecnologías», pero sí de una buena preparación y unos profesionales formados, y ha expuesto la necesidad de dedicar «más atención» a los cuidados paliativos dentro del sistema sanitario español.

El médico ha comparado los datos de cuidados paliativos en España con los de Suiza o Irlanda, donde se produce la situación «ideal» para la disciplina, con dos servicios por cada 100.000 habitantes, mientras que España se encuentra muy por debajo de esa cifra (0,6 servicios para la misma cantidad de habitantes) un nivel «deficiente» a ojos de Centeno.

Se ha sincerado al decir que a él le ha «cambiado un poco la vida» el trabajar en este ámbito, al igual que a los enfermos y los que están a su lado durante el tratamiento paliativo, y ha señalado que, justo unos minutos antes de la rueda de prensa, ha recibido un mensaje de la hija de una paciente a la que trató hace 17 años.

«Eres y serás siempre mi ángel de la guarda» y «un trocito de mi vida te lo debo a ti», dice mensaje, recordando el acompañamiento provisto por Centeno: a su madre, para aliviar el dolor que le provocaba el cáncer de mama, y a ella, por permitirle seguir con el embarazo en lugar de abortar.

No es el único testimonio positivo, pues un enfermo de cáncer avanzado que recibió esta terapia paliativa en la Clínica Universidad de Navarra, antes de fallecer, contó que «estos cuidados marcaron el antes y el después» de su enfermedad, en un reportaje que ha recogido la revista Nuestro Tiempo y que también ha contado con la presencia de Centeno.

Al preguntarle al médico sobre la nueva Ley de Eutanasia propuesta por el Gobierno, ha asegurado que «es un problema terrible que la gente se quiera morir» y por eso ha dedicado toda su vida a darle solución. En cambio, ha defendido que «cuando se cuida de verdad y se trabaja en equipo, la gente quiere vivir».

Ha añadido que la medicina paliativa no es una «alternativa» a la eutanasia, sino que es una solución «para todos» y ha apuntado que, durante sus años de experiencia, ha escuchado «pocas veces» que un paciente que recibe cuidados paliativos diga «que se quiere morir», pero sí lo ha hecho antes del tratamiento.

En esta misma línea, ha desmentido la idea de que la medicina paliativa «alarga» el sufrimiento, puesto que lo que hace es aportar «soluciones» y «herramientas terapéuticas» para que uno de los momentos «más importantes de la vida» del paciente, no sea «dramático».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Fundación Euvita.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Fundación Euvita.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.