Eutanasia por depresión: Zoraya ter Beek, holandesa de 28 años, desata la polémica en su país

Eutanasia por depresión: Zoraya ter Beek, una mujer holandesa de 28 años, ha decidido someterse a la eutanasia para poner fin a sus días a causa de una profunda depresión que ha marcado casi toda su vida, pese a no padecer ninguna enfermedad física terminal.

Eutanasia por depresión

Límite de su resistencia. Ter Beek, residente de un pequeño pueblo cerca de la frontera alemana, ha vivido atormentada por su lucha contra la depresión, el autismo y el trastorno de personalidad limítrofe. Aunque tiene pareja y comparte su vida con dos gatos, considera que ha llegado al límite de su resistencia.

La decisión. Tras enfrentarse desde muy pequeña a constantes desafíos de salud mental, los médicos le comunicaron hace poco que no había nada más que pudieran hacer por ella y que su situación no mejoraría. Una noticia devastadora que la impulsó a tomar la decisión de la eutanasia, prevista para mayo.

La eutanasia. El procedimiento para ter Beek se llevará a cabo en su hogar, concretamente en su sofá, con su novio a su lado. No desea una ceremonia funeraria tradicional, en lugar de ello, su pareja esparcirá sus cenizas en un lugar especial del bosque que ambos han seleccionado. Aunque admite sentir miedo ante la muerte, considera que enfrentar este “desconocido absoluto” es preferible a continuar viviendo con un dolor insoportable.

La legalización de la eutanasia en los Países Bajos

Aumento de la eutanasia. La legalización de la eutanasia en los Países Bajos en 2001 ha abierto el camino para que personas como ter Beek elijan finalizar su sufrimiento de esta manera. A pesar de las críticas y el debate ético que rodea esta práctica, especialmente en casos no terminales como el de ter Beek, la tendencia hacia la eutanasia ha ido en aumento.

Necesidad de abordad enfermedades mentales. Este caso pone de relieve no solo las cuestiones morales y éticas que envuelven a la eutanasia, sino también la urgente necesidad de abordar las enfermedades mentales con la misma seriedad y recursos que las condiciones físicas.

La historia de ter Beek ha generado un debate sobre la calidad de vida, la autonomía personal y los límites de la medicina en el tratamiento de trastornos psiquiátricos profundos. Mientras algunos defienden su derecho a elegir sobre su propio sufrimiento y destino, otros expresan preocupación por lo que consideran un posible abandono terapéutico y las implicaciones de la legislación sobre la eutanasia.

Comparte este artículo en tus redes sociales.

También te puede interesar:

Comparte con tus amigos.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Skype
Telegram
Pinterest
Email
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Asociación Euvita.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Firma el escrito de Euvita dirigido al Tribunal Constitucional.

Te podría interesar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad